¿Qué hacer si vas a renunciar?

Si quieres renunciar a tu chamba, ya sea porque tienes planes de mejores oportunidades o porque ya sientes que cumpliste tu ciclo en la empresa, tienes que saber ciertas cosas para retirarte como todo un profesional.

renunciar abandone laboral irse librarse
La idea es que si renuncias, sea para algo mejor.

Es importante que sepas que estas recomendaciones están enfocadas si el motivo de tu renuncia NO está involucrada a temas que comprometan tu salud, cuestiones relacionadas al acoso laboral u otro padecimiento que afecte tu salud en general . De ser ese el caso, no lo pienses dos veces y gestiona tu retiro cuanto antes para irte de aquel lugar que te ha hecho o te sigue haciendo daño. Caso contrario, te dejamos estos tips a tener en cuenta si quieres renunciar:

1. Ante que nada ¿Seguro(a) que quieres renunciar?

retirarse decisión irse trabajo chamba renunciar renunciar
Evalua si es el momento correcto para renunciar.

Tienes que evaluar todos los pro y contras que te ha brindado la empresa. Haz una balanza de todo lo que podrías seguir aprendiendo y todo lo que ya aprendiste. A veces esta decisión no se toma con la debida reflexión. Es importante que sepas que al renunciar, no solo te vas de la empresa sino que, aunque suene obvio, ya no recibirás esa suma monetaria quincenal o mensual que siempre veías en tus cuentas y que te permitían comprar tus cosas o cubrir tus gastos, tus gustos, tu viajes, etc. Esa constancia monetaria desaparecerá de tu vida. Así de problemático es, a menos que tengas un plan B (otra chamba asegurada).

2. No te vayas sin tener otra opción laboral FIJA.

Cómo saber si tu jefe está pensando en despedirte
Evita quedarte en el «aire» si renuncias. Debes tener una opción laboral asegurada.

Renunciar sin tener un respaldo económico que te cubra todos los gastos que tienes es una malísima decisión. A menos claro que el motivo de tu renuncia sea por fuerzas mayores. Recuerda que tienes que renunciar para seguir creciendo, no retrocediendo. Si renuncias y no tiene otra chamba asegurada, entonces estarías dando un gran retroceso al ser un desempleado(a) más (suena fuerte, pero las cosas como son). Hay que asumir las cosas con la debida madurez. Si estarás desempleado entonces los motivos de tu renuncia deben de ser de gran relevancia en tu vida, ya que al fin y al cabo la actividad laboral te ayuda a desarrollarte.

3. Revisa tu contrato

Alquiler pisos Córdoba: Consejos para una elección segura
Revisa tu contrato para que puedas renunciar con la debida anticipación.

Esto es más que nada para que no se te ocurra renunciar de un día para otro. Eso es un pecado capital, ya que te pueden demandar por abandono laboral, dependiendo del tipo de jefe que tengas o empresa a la que pertenezcas. Toma tus precauciones. Si te irás antes de que termine tu contrato, entonces conversa con tus jefes para que lleguen a un acuerdo y estén preparados de tu partida. Luego de ello redacta una carta de renuncia para que la puedas entregar en términos pacíficos.

4. Sé agradecido por la oportunidad que te dio la empresa

Cómo mantener a tus empleados motivados - Blog Impulsa
Valora mucho lo que aprendiste en la chamba.

Siempre es bueno tener una actitud de agradecimiento hacia aquellas personas o entidades que confiaron en nuestras habilidades para formar parte de su crecimiento como del nuestro. El mundo es pequeño y no sabes si llegará el momento en que te toque trabajar nuevamente con algunos de tu equipo o en el mejor de los casos que en el futuro recibas una muy buena oferta laboral gracias a la recomendación de una de las personas con las que has trabajado.

Te dejamos un video para que puedas conocer aspectos complementarios para una buena renuncia laboral.

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *