Cómo superar tu primer día de chamba

¿Empiezas a chambear y te mueres de miedo? Es algo totalmente normal y le pasa a todo el mundo, pero aquí te traemos consejos para sobrevivir a tu primer día chambeando.

El consejo que más puede servirte es que si te han elegido a ti para trabajar en un empresa es porque cumples con el perfil que ellos están buscando, así que créetela. No dejes que el miedo y los nervios te consuman porque sino te irá fatal, piensa positivamente y atrae cosas positivas para tu primer día, muéstrate dispuesto y con ganas de estar ahí.

·Cómo vestir

Para empezar en orden, vestirse correctamente puede ser una gran interrogante para ti. Si acudiste a alguna entrevista presencial, en donde pudiste lograr ver el estilo de vestimenta que llevan los demás, será más fácil porque ya tuviste una idea de cómo visten. Si llevan trajes formales, ya sabes como deberás vestir, de igual forma si es que tienes aun dudas no está de más preguntar.

·Ser puntual

Llegar tarde el primer día de chamba puede jugarte totalmente en contra, no es necesario que estés 45 minutos antes pero con 10 minutos antes de la hora propuesta va recontra bien.

·Prestar atención

En el primer día te presentarán a tus compañeros de trabajo y probablemente te hagan un tour de la oficina en la que trabajarás, así que presta atención para que luego no estés preguntando donde está el baño y parezcas perdido. Si tienes alguna duda, es el mejor momento para preguntar.

·Socializa

Si eres una persona tímida tendrás que dejar de serlo, empieza poco a poco entablando conversaciones con tus compañeros de trabajo, conociéndolos y dejarlos que te conozcan. Usa tu momento de descanso para conversar con tus compañeros, no te encierres en ti y haz amigos en tu primer día de chamba.

·Participa

Di tus comentarios y lo que piensas, no tengas miedo porque no todas las ideas han sido pensadas, demuestra iniciativa.

·Salir de la chamba

La hora de salida está establecida pero muchas veces van a pedir que te quedes un poquito mas y otro poquito mas (puede que sea en tu mero primer día), no caigas en el derecho de piso, pon tu propio lugar y demuestra que tienes límites. Si has terminado todas tus tareas asignadas para el día te puedes retirar pero no permitas que a 1 minuto de tu salida te pongan a chambear más, que no te agarren de lorna. Asegúrate de terminar todo y despídete de todos los que se encuentran en la oficina.

Chiara Vignale

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *