Chamba equivocada saber si debes renunciar

5 Señales de que estás en la chamba equivocada. ¿Deberías renunciar?

Cuando recién estás ingresando al mundo laboral, es normal enviar tu CV a empresas grandes, medianas, pequeñas, a la bodega de la esquina, a tu academia de natación y hasta a tu propia universidad. Al menos que tengas un CV espectacular, vas a tener que rotar tu Currículum varias veces antes de que alguien te contrate. Por esta misma razón, serás mucho más propenso a aceptar la primera oferta de chamba que te hagan. Esta decisión apresurada puede ocasionar que termines en un trabajo que odias y que te hará pensar todos los días en renunciar. Ya sea porque te hacen pagar un derecho de piso inhumano o tus compañeros te tratan mal, un mal lugar de trabajo es muy común en nuestras vidas. Antes de renunciar, aquí te presentamos 7 señales de que tu trabajo no es para tí.

Ir a la chamba se siente como ir a la cárcel.

Depresión por ir a trabajar
Fuente: Metro.co.uk

Si odiaste ir al colegio tanto como yo, recordarás esa sensación de depresión que empezaba a gestarse todos los domingos en la noche. No podías disfrutar las últimas horas de tu fin de semana porque no podías dejar de pensar en la tortura que sería el lunes. Si sientes la misma sensación antes de ir a tu nuevo trabajo, lo más probable es que hayas cometido un error al escoger tu trabajo. Tampoco es que debas esperar emocionado a que llegue el lunes, pero no deberías sentirte como un veterano de la segunda guerra mundial regresando a Normadía.

Tu chamba no es más que un sueldo

Sueldo
Fuente: The Guardian

Hay muchas razones por las que puedes estar en tu chamba actual: ganas de aprender, promesa de línea de carrera, para demostrar tus habilidades, networking y, por supuesto, un sueldo. Este último es un motivador completamente válido, pero eso no significa que deba ser el único. Si estás en tu trabajo solo para recibir una retribución a fin de mes y no hay nada más que te motive a levantarte por las mañanas, quizás sea el momento de tomar otra dirección.

Tus compañeros te hacen querer renunciar

compañero de chamba malo
Fuente: New York Post

Cualquier trabajo exitoso está basado en cooperación entre individuos con un objetivo en común. Lamentablemente, no todas las chambas comparten este sentimiento de camaradería entre sus colaboradores. Si tienes suerte, te tratarán con respeto y te saludarán cordialmente cuando se crucen en los pasillos, quizá hasta formes amistades que irán mucho más allá del trabajo. Sin embargo, tambien puede ocurrir que tus compañeros no sean la definición de «buenas personas» y te hagan la vida imposible. Puede ser que se nieguen a ayudarte, que te critiquen de manera destructiva o, si la situación es extremadamente crítica, que te acosen. No solo eso, sino que tus mismos compañeros pueden contribuir a que tu trabajo sea aún más difícil pidiéndote favores a cada rato sin darte si quiera las gracias.

Tu jefe es insoportable

jefe insoportable
Fuente: entrepreneur.com

Puede que seas muy bueno en lo que haces y que tus compañeros se hayan vuelto tus mejores amigos de la noche a la mañana, pero si por alguna razón tu jefe no te aprueba del todo, vas a sufrir bastante. Puede que esto sea tu culpa, pero tambien es posible que tu jefe sea un villano por naturaleza. No tiene nada de malo tener a un jefe que quiera sacar lo mejor de tí a base de mucho esfuerzo y trabajo duro. Pero otra cosa muy distinta es que te trate de manera irrespetuosa y explotadora. Si te quedas en tu chamba esperando a que tu jefe se vaya para poder ser feliz, estás cometiendo un error. Lo más probable es que te encuentres en el lugar equivocado.

No puedes esperar a que llegue el viernes

Viernes, fin de semana
Fuente: Pinterest.com

No hay nada peor que vivir una vida en la que cinco de los siete días de la semana son una miseria. Esperar con demasiadas ansias al fin de semana es un síntoma de que estás en la chamba equivocada. No hay nada de malo en disfrutar tu tiempo libre y extrañarlo de vez en cuando. Pero si lo único en lo que piensas es en esa botella de ron que te vas a tomar el sábado para relajarte, quizá estás en una situación que puede pasar factura a tu salud mental a largo plazo.

Sebastian Carrillo

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *