dos trabajadores gritando

¿Cuáles son los tipos de acoso laboral o mobbing?

No visites otro blog, si quieres conocer las muchas formas de hostigar en la chamba y con ejemplos, sigue leyendo. No te enredaremos con explicaciones abstractas.

dibujo de chica llorando por acoso
Vector de Mujer creado por freepik – www.freepik.es

El «mobbing«, o el bullying en el trabajo. Es una conducta frecuente de violencia psicológica hacia un empleado. Hay varias manifestaciones dentro de una oficina, así que para fines didácticos acompañaremos las definiciones con un ejemplo. Jaimito es el nombre del pobre chico que usaremos para ilustrar cada modalidad de acoso. De este modo podrás identificar casos de la vida real que puedan ocurrirte a ti o alguien más, y arreglarlo.

1- Hostigamiento laboral por jerarquía

  • Mobbing horizontal

El maltrato proviene de un colega que se encuentra a tu mismo nivel.

Como a Jaimito, a quien molestaban cuando entró a trabajar a Plaza Vea por ser muy pudoroso con sus obligaciones. Mientras que sus compañeros realizaban las tareas mecánicamente y sin interés, él se esmeraba porque todo le saliera perfecto. En consecuencia, empezaron a lornearlo, como al chancón de la clase y lo excluyeron. Unos meses después, tuvo que renunciar.

  • Mobbing vertical

El acoso lo ejerce un empleado de rango alto a su subordinado o vicerversa. Por lo tanto hay dos subtipos:

– Mobbing ascendente: Tú (un empleado como cualquier otro) atacas a tu superior.

Luego de tocar varias puertas, Jaimito acabó de cajero en un grifo de Javier Prado. El administrador del local era un anciano bonachón y tímido; y sus compañeros, un par de sinvergüenzas que «contaban mal» la ganancia, y se robaban las cosas descaradamente. Cuando el anciano decía algo lo ignoraban o le respondían mal. Hasta que un buen día Jaimito se hartó, los grabó a escondidas insultando al administrador y robando comida, y los denunció. A poco tiempo presentó su carta de renuncia: lo habían amenazado de muerte.

Todo lo que debes saber sobre el acoso laboral en el Perú (2021)

¿Qué te hace un buen empleado?

– Mobbing descendente: Al revés: tu jefe se ensaña contigo.

Pues bien, con el tiempo, Jaimito se cansó de los oficios, porque siempre terminaba agredido, así que pensó estudiar para cambiar su suerte. Tras haber egresado de la Universidad de Lima, entró como practicante a una tienda de muebles. Él debía editar videos de sillones y cojines. Pero como su jefe no sabía nada del tema, pensó que era fácil y comenzó a explotarlo; un poco más y le pide un documental sobre su empresa. Milagrosamente, Jaimito puedo terminar su contrato y nunca más volvió.

Si quieres conocer más sobre cómo a veces se les pasa la mano a los gerentes con los nuevos, puedes revisar:

¿Qué es derecho de piso?

2- Hostigamiento laboral por objetivos

Sin embargo, a veces tu jefe es más astuto que cruel, pues la violencia verbal también puede esconder un beneficio para tu agresor o su empresa.

  • Mobbing estratégico: Cuando la institución para la que trabajas te ofende deliberadamente a fin de que rescindas tu contrato voluntariamente y así la empresa no deba indemnizarte por un despido formal.

Esta vez Jaimito consiguió chamba en una gran empresa de leche, cuyo nombre no diremos. Ahora le tocaba encargarse de la publicidad y del marketing. Le iba de maravilla. Se hizo amigo de sus compañeros de oficina, tenía una excelente relación con su jefe y recibía un buen sueldo.

Durante 5 años su vida fue plena y sosegada. Pero, al cabo de ese tiempo, la empresa tuvo que despedir a sus trabajadores por una crisis económica. Como no podían pagarle a todos la indemnización, empezaron a maltratar empleados antiguos, a quienes debían devolver más dinero por su permanencia. Entre ellos estaba Jaimito, que de la noche a la mañana fue víctima de acusaciones falsas, de insultos y de sanciones injustas. No pudo aguantar más y terminó en la calle, de nuevo.

  • Mobbing de dirección: Lo ejecutan los altos miembros de una organización para librarse de ti si eres un empleado insumiso, porque opacas a tu jefe con tu talento, o para esclavizarte laboralmente También se utiliza para incrementar la productividad por medio de amenazas y terrorismo psicológico.

Luego de mandar su CV hasta al chifa de su casa, Jaimito por fin halló un empleo nuevo como asistente del Director de Arte en la producción de una película sobre un joven que descubría la felicidad tras haber terminado con su exnovia. A Jaimito le sorprendía la originalidad del tema. En cualquier caso, le fascinó tanto la idea de participar en una película que se involucró activamente en el proyecto.

Su creatividad, sin embargo, hacia ver a su jefe como un inútil. Al comienzo escuchaban sus ideas sin tomarlo en serio, pero el Director de Arte, quien era hijo del Productor, empezó a humillarlo delante de todos y a ordenarle que le trajera el café y se quedara quieto. Jaimito se aburrió, reclamó, lo mandaron a rodar, y se fue insultando a todos. Desafortunadamente usaron sus ideas y la película ganó un premio por mejor escenografía e iluminación.

  • Mobbing disciplinario: Con esta modalidad de acoso ajustan a los empleados a una rutina asfixiante. Te intimidan a fin de generar un clima laboral de angustia que pone nerviosos a todos y los inhabilita para pedir un trato digno o respetuoso. Si estás embarazada, aplicarán este mecanismo contigo para que no descuides tu trabajo. Así, también se aseguran de que no denuncies o reclames nada cuando salgas de la empresa.

La etapa «freelance» de Jaimito duró 1 año, después de lo cual se terminaron sus ahorros. Entonces emprendió una nueva búsqueda de empleo. Finalmente lo contrataron como redactor SEO y creador de contenido para una revista digital de espectáculos.

Aunque se sentía cómodo en su puesto, su jefe era extremadamente riguroso y estricto, siempre le exigía una cuota enorme de productividad y lo hacía sentir culpable por todo lo que hacía, aunque estuviera bien. Nunca se había estresado, pero se mantuvo firme y le dieron un ascenso.

A veces, sin embargo, los jefes nos presionan tanto, que parecen apoderarse de nosotros. Si te interesa, por cierto, conocer cuáles serían las ventajas si pudieras poseer a alguien, no puedes dejar de visitar este otro post. Buen rato garantizado:

¡5 ventajas de la posesión de cuerpos!

  • Mobbing perverso: En este caso no hay un propósito estratégico de nadie, sino una personalidad manipuladora detrás de la agresión, por lo general de rango superior, que puede dañarte silenciosamente, con cinismo, sin llamar la atención de los demás, para que no te crean si protestas. Solo se soluciona si tu jefe o el dueño de la empresa despide al trabajador.

A la larga, Jaimito se convirtió en subgerente de la revista digital. Ahora le tocaba dar órdenes a él. Pero parece que no aprendió mucho de su experiencia como víctima de acoso, porque comenzó a desquitarse con todos los empleados a los que debía dirigir.

Por ningún motivo en específico, solo para vengarse de algo que no podía definir. Esparcía rumores falsos acerca de ellos y hacía «bromas» ofensivas sobre temas personales y delicados. Finalmente, consiguió exasperar a una trabajadora suya que lo había grabado y lo denunció por hostigamiento. Al mes, lo obligaron a retirarse de la empresa.

Si quieres saber de dónde recopilamos la información, puedes visitar Gestión y el blog Psicología y mente.

Escrito por Andrés Adrianzén Vizcarra

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *