Secretos de un buen empleado

¿Qué te hace un buen empleado?

Ser un buen empleado

Existen millones de empleados en el mundo, pero solo unos pocos se proponen realmente ser los mejores. Está comprobado que los empleados más exitosos tienen ciertos elementos en común, como hábitos, prácticas y actitudes que incrementan considerablemente el nivel de productividad de sus labores y sus aportes a la empresa. Si quieres ser el mejor de los empleados, llegaste al lugar correcto. Aquí te compartiremos 7 tips de expertos que han logrado llegar al éxito desde abajo. ¡Tú también puedes hacerlo, nunca es tarde para empezar!

7 cosas que te hacen un buen empleado

1. Los grandes empleados buscan aprenderse todo el ciclo de la empresa

No te conformes con solo cumplir tus labores, tener conocimiento solo sobre tu propia área, o esperar ansioso a tu hora de salida e irte. Los verdaderos empleados deben comprender y demostrar interés sobre todo el funcionamiento de la empresa, qué sucede todo el tiempo, cómo funciona y el proceso de su ciclo. Puedes empezar por conversar con varios miembros del personal, preguntar, investigar y analizar sus funciones, para saber de qué sirve cada una de ellas. No tengas miedo de hacer preguntas a tu supervisor o jefe, recuerda que parte de sus labores es el asesoramiento al personal.

Le empresa y su ciclo de vida

2. Los empleados exitosos trabajan como si fuese su propia empresa

Los empleados que apuntan al éxito no tienen miedo de tomar decisiones. Son capaces de resolver problemas y ofrecer distintas alternativas de solución. Poseen capacidad de análisis y criterio para definir qué conviene y que no, saben discernir y comunicar. En pocas palabras, trabajan como si fuesen los mismos dueños del negocio, sea cual sea su cargo.

3. Un buen empleado siempre dirá las cosas como son

Si durante el proceso laboral, un empleado nota que algo está mal o no está funcionando del todo, lo dice y no tiene nada que esconder o guardar. No tengas miedo en comunicar tus comentarios u opiniones, sobre todo si sabes que va a contribuir a algún aspecto de mejora de la empresa.

Empleado hace el pare

4. Poseen altos estándares

Un empleado bueno y eficiente, no tiene la necesidad de decirle a su jefe o supervisor cada pequeña tarea que realiza. Estar en comunicación con el jefe o necesitar su atención a cada segundo puede resultar cansado y aburrido para él, incluso puede modificar su percepción sobre ti. Los empleados eficientes y productivos simplemente hacen las tareas que deben y, al finalizar el día , informan de manera breve lo realizado. De este modo, sorprenden al jefe demostrándoles su ratio laboral y aportes, sin la necesidad de estar recalcando constantemente que están haciendo algo. Sube tus estándares e intenta comunicarle al jefe solo lo necesario.

Empleado alta visión, expectativa y estándares

5. Un buen empleado crece, y hace crecer a los demás.

Buscan ayudar al equipo de trabajo constantemente, sin descuidar su propio labor. Hay distintas maneras de contribuir con tus compañeros de trabajo, como darles consejos, motivarlos, mostrarles cosas que podrían servirles, apoyarlos y asesorarlos en sus labores, ofreciéndoles soluciones para sus problemas, etc. Además, de esta forma es muy probable que ellos te apoyen también cuando lo necesites. Si quieres crecer dentro de tu empresa, evita enfocarte solo en tu propio labor. Recuerda que la unión hace la fuerza.

Si quieres saber la importancia de tener una buena relación con tu equipo de trabajo, puedes visitar:

6. Un trabajador positivo, siempre será el mejor

Ser un trabajador con mirada positiva y optimista es fundamental para tener mejores resultados en el trabajo. Está comprobado que los mejores empleados son visionarios, positivos y trabajan siempre con la frente en alto, apuntando cada día a tener mejores resultados. Ahora, no pienses que ser positivo es sinónimo de sonreír y demostrar felicidad todo el tiempo a lo tonto; más bien es tener la capacidad de saber qué hacer cuando algo está mal, hacer de todo por solucionarlo y jamás desanimarse. Esta actitud es sumamente contagiosa, por lo que es probable que las personas que te rodeen también adquieran una actitud positiva y juntos sumen al crecimiento de la empresa.

Empleado en problemas positivo

7. Un gran trabajador, ayudará al jefe a ser mejor

Anímate a comunicarte con tu jefe para sumar, aportar y mejorar la empresa. Ya sea mediante sugerencias, tips, recomendaciones o aspectos de mejora. Procura que sean cosas necesarias y que verdaderamente sumen. Este tipo de actitudes te diferencian de los demás y son las que más valoran y evalúan los jefes a la hora de hacer un ascenso.

Si no tienes una buena relación con tu jefe, te recomendamos visitar:

Después de haber leído todo esto, pregúntate y respóndete con HONESTIDAD: ¿Realmente estoy siendo buen empleado?, ¿Realmente cumplo con alguna de estas 7 cosas? Si tu respuesta es SI, felicidades, sigue así. Si tu respuesta es NO, es momento de abrir los ojos. Pon estos hábitos en práctica y verás resultados. ¡Dale con todo! 

Si llegaste al final del artículo, te recomendamos también leer:

Cielo Nathan

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *